Schwimmwagen type 166 Tamiya 1:35 – Modelismo

Schwimmwagen Type 166 para mi gusto es uno de los mejores diseños de vehículo de la segunda guerra mundial, mucho más bonito estéticamente que su hermano Kubelwagen o sobre todo a los vehículos aliados como el jeep americano. Este modelo de vehículo anfibio lo reproducen varias marcas como Italeri y Tamiya a escalas 1:72, 1:48 y 1:35. Una buena elección es el kit a escala 1:35 de la marca Tamiya por su fácil montaje y su detalle relación al precio, también podemos encontrar para este kit accesorios como fotograbados, tripulaciones y modificaciones como las ruedas anchas todo terreno “wide wheels”.

El kit que voy abordar es el de Tamiya a escala 1:35 con un precio a fecha 12-12-2016 de unos 16€ es un buen kit para un diorama o solamente mostrar el vehículo en sí.

Un poco de historia sobre el Schwimmwagen Type 166:

El Volkswagen Tipo 166 Schwimmwagen (literalmente Auto nadador en alemán) fueron vehículos anfibios todoterreno con tracción en las cuatro ruedas, ampliamente empleados por la Wehrmacht y el Waffen-SS durante la Segunda Guerra Mundial. El Tipo 166 es el vehículo anfibio con mayor producción de la historia.

Los Schwimmwagen empleaban el motor y mecanismos del Volkswagen Tipo 86, el prototipo con tracción a las cuatro ruedas del Kübelwagen, y la tracción a las cuatro ruedas del vehículo multipropósito Kommandeurwagen Tipo 87 «Kübel-Beetle» (utilizado como coche oficial por el ejército alemán), que a su vez estaba basado en el Volkswagen Escarabajo civil. Los modelos de serie (Tipo 166) fueron más pequeños y tenían una batalla de 200 cm.

Los Schwimmwagen fueron producidos tanto en la fábrica de Fallersleben (Wolfsburg) como en la fábrica Porsche de Stuttgart; las carrocerías (o más bien dicho cascos) eran producidas por Ambi Budd en Berlín. Desde 1941 hasta 1944, se produjeron un total de 15.584 Schwimmwagen Tipo 166, 14.276 en Fallersleben y 1.308 en Stuttgart. Con tales cifras, el Schwimmwagen es el vehículo anfibio más producido de la historia. Solamente 163 Schwimmwagen figuran en el Registro de Schwimmwagen al presente, de los cuales apenas 13 han sobrevivido a la guerra sin ser restaurados.

Todos los Schwimmwagen tenían tracción a las cuatro ruedas solo hacia adelante (y en reversa en algunos modelos) y diferenciales autobloqueables ZF en ambos ejes. Al igual que el Kübelwagen, el Schwimmwagen tenía un eje pórtico posterior que le otorgaba una mayor distancia respecto al suelo, mientras que al mismo tiempo reducía la tensión del torque con sus reductores.

Al cruzar masas de agua, una hélice era bajada desde el capot del motor. Tras fijarse, una transmisión simple impulsaba la hélice a través de una extensión del árbol de levas. Esto significaba que la propulsión a hélice solamente estaba disponible hacia adelante. Para retroceder en el agua, se podía usar el remo o poner marcha atrás, permitiendo que la rotación de las ruedas hiciera retroceder lentamente al vehículo. Las ruedas delanteras servían como timones, por lo cual se utilizaba el volante para virar tanto en tierra como en el agua.

El Interior:
El motor:
Pintura y camuflaje:
Tracción en el agua:

EL KIT:

El kit de Tamiya “Schimmwagen type 166” se compone de dos paneles de piezas y la parte baja del vehículo suelta, el plástico es de color amarillo, con una pieza de cristal trasparente para el parabrisas, las calcas y un trozo de red pequeña de color negro. En el kit también incluye al conductor por si no se quiere añadir un kit de tripulación adicional.

MONTAJE Y PINTADO:

El montaje es simple, como bien tiene merecida la buena fama de calidad, aunque sean moldes antiguos con Tamiya, “El Lijar se va acabar”.

La carrocería del Schwimmwagen viene en dos partes así que he pensado en fijar todas sus piezas y dejar sin pegar estas dos mitades para luego poder trabajar con la pintura en las partes internas del vehículo anfibio con mas facilidad.

Lo primero como siempre es la imprimación he vuelto a probar la imprimación de Vallejo el que viene como bote de espray y he vuelto a pecar con el resultado una vez seca de una superficie cuarteada y suelta, así que no voy a volver a utilizar esta marca con ya varios resultados nefastos, aunque Tamiya es más cara y con menos ml. En su formato grande hasta el momento no he tenido problema alguno.

Me toca lijar y volver a imprimar con el peligro que al haber varias capas de imprimación algunos detalles pequeños queden invisibles por ello, también especificar que la imprimación de vallejo una vez seca es mucho más gruesa que la de tamiya, lo que impide que los detalles pequeños puedan quedar invisible bajo la capa de imprimación.

Para este vehículo he utilizado el color amarillo oscuro de Tamiya XF-60 y para las luces el color ante XF-57 de la misma marca.

Terminada la fase de pintura base y una vez bien seca paso al esquema de camuflaje para este he elegido dos colores el verde oliva XF-62 y el marrón rojizo XF-64 de Tamiya.

He pintado los neumáticos con negro mate XF-1 también de Tamiya y le he dado una capa base de negro al motor.

La capota le he dado una capa pintura base marrón rojiza, aunque terminara pintada de un color crema.

Con las ruedas ya pintadas y listas para barnizar y los siguientes procesos de lavados y envejecimiento.

Terminadas las ruedas he decidido utilizar la versión ancha todo terreno, las cuales compre por internet y reproduje en resina para poder volver a reutilizarlas.

Las ruedas anchas “wide wheels” ya pintas, barnizadas y con un lavado para camuflajes claros alemanes.

Procedo a barnizar el vehículo con barniz trasparente brillo y una vez seco aplico un lavado para camuflajes claros alemanes.

Siguiente paso aplico las calcas y vuelvo a barnizar con barniz transparente brillo.

Una vez el trabajo de pintura está seco paso al barniz mate.

Dejo las dos partes del chasis sin pegar para poder añadir algunas partes internas como los dos asientos delanteros y el conductor en el caso de que se quiera añadir, así no hay problema alguno a la hora de colocarlo, ya que con las dos piezas unidas es casi imposible colocarlo correctamente sin tener riesgo de romper el volante.

A las ruedas le he dado un lavado con “summer kurks earth” de AK-Interactive un poco diluido en White Spirits y una vez seco le he quitado el sobrantes con un paño seco.

Los bajos también los he pulverizado con el aerógrafo con pintura “Flat earth” XF-52 de Tamiya bastante diluida para simular más tierra adherida.

Para el final he dejado algunas piezas como la hélice los asientos delanteros y el conductor.

Termino las partes antes de juntar las dos partes del vehículo, ya con su desgaste, lavado a falta del barniz mate.

Pongo unas imágenes para ver el contraste del camuflaje con el gris alemán típico.

Empiezo con el conductor…

CONTINUARA …

Autor Armand C.M.