B17/G Flying Fortress Airfix 1:72 – Modelismo

Quien no oído hablar de la fortaleza volante B17, uno de los mejores bombarderos aliados durante la segunda guerra mundial, pues bien hace ya bastantes años por los 90 compre un kit de Airfix a escala 1:72 el cual monte y como otros kits de esta marca al ser bastante malos deje olvidados por ahí y que por los pasos de los años y de ir de aquí para allá y pasar por las manos de mi hijo acabo con solo el armazón, sin ruedas, hélices, cristales etc. Buscando unas cosas lo vi y pensé ¿Por qué no intentar recuperar este bonito avión? A mí siempre me ha gustado el diseño del B17 sobre cualquier otro bombardero pesado de la segunda guerra mundial, así que me puse manos a la obra.

El kit en cuestión:

Aunque como comente no tenía caja solo el armazón ya montado os muestro la caja original y las grapas con todas sus piezas originales que encontré por internet.

Un poco de historia sobre el B 17/G Flying Fortress:

El Boeing B-17 Flying Fortress (Fortaleza volante) es un famoso bombardero pesado cuatrimotor de la Segunda Guerra Mundial, fabricado desde 1935 y puesto en servicio en 1937 en las Fuerzas Aéreas del Ejército de los Estados Unidos (USAAF) y la Royal Air Force (RAF) de Reino Unido.

Realizó miles de misiones con los Aliados durante la guerra, sobre todo en Europa, aunque también tomó parte en la campaña del Pacífico, demostrando ser uno de los más fiables bombarderos de la contienda junto con el Consolidated B-24 Liberator. Las últimas versiones de este bombardero estaban armadas con 13 ametralladoras de 12.7 mm y podían cargar casi 8000 kg de bombas (dependiendo del modelo).

En total se fabricaron 12 677 aparatos para los Aliados. La mayor parte fueron construidos en las plantas de Boeing en Seattle, WA y Wichita, Kansas, pero no fue este el único fabricante: también los produjeron Douglas Aircraft Company en su planta de Long Beach, California, y la subsidiaria Vega de Lockheed Corporation. Alrededor de un tercio del total, unos 4750, se perdieron en misiones de combate.

La serie B-17E fue la primera en producirse en forma masiva. Se fabricaron 512 unidades, números de serie 41-2393/2669 y 41-9011/9245, que incorporaban la novedad de dos torretas con dobles ametralladoras Browning M2 de 12,7 mm, una en posición dorsal y otra en posición ventral. Las primeras 113 unidades llevaron en la posición ventral una torreta comandada a control remoto, pero como ésta reveló ser ineficaz, fue reemplazada por una torreta Sperry en forma de burbuja, en la que el artillero operaba manualmente con manivelas y pedales; se requería ser de tamaño muy pequeño para ubicarse allí, en posición fetal.

Toda la parte trasera del fuselaje fue rediseñada para solucionar un problema de “zona ciega”, incorporándose en la cola otra torreta con dos ametralladoras, lo que prolongó el fuselaje en casi dos metros. Se aumentó la capacidad de carga de bombas y de combustible, con lo que el modelo resultaba algo más lento y pesado que su predecesor B-17F, pero mucho mejor defendido. La primera unidad voló el 5 de septiembre de 1941 y la última salió de la planta Boeing el 28 de mayo de 1942. Debido al aumento de las posiciones de defensa, la tripulación del B-17E era de diez hombres: piloto, copiloto, bombardero, navegante, ingeniero de vuelo, radioperador, artillero de cola, artillero ventral y dos artilleros laterales. La ametralladora frontal era operada normalmente por el navegante o el bombardero cuando no estaban dedicados a sus tareas específicas, y la torreta dorsal era operada usualmente por el ingeniero de vuelo.

MONTAJE Y PINTURA

El montaje ha sido nulo, el avión ya estaba montado y carecía de todas sus piezas externas, aunque si llevaba ya pegadas el cristal del morro y la carlinga, también encontré los cristales de las torretas superior e inferior, pero sin el anclaje, me las apañe para adherirlas al fuselaje y ahí se quedaron tal cual. Así que enmascaré todos los cristales, apliqué masilla en las juntas y empecé el trabajo de lijado.

Una vez terminado, como siempre aplique la capa de imprimación gris para ver los fallos y repararlos.

Lo más difícil de encontrar iba a ser las hélices después de buscar por el cajón desastre solo pude encontrar una de un F4F corsario de la misma escala las comparé y eran al 90% la que más se parecía y decidí replicarla con ayuda de moldes y resinas.

Aquí el resultado, las imperfecciones las supere con masilla y lija.

Para el trabajo de camuflaje busqué por internet alguno realmente llamativo y bonito, al final decidí, que lo mejor para el kit era terminar junto a un uniforme original de piloto de un B17 del 401 Grupo de Bombarderos que opero en la 8ª Fuerza Aérea en Inglaterra durante la Segunda Guerra Mundial y que poseo y descansa en mí colección, justo el avión que pilotaba en la variante G del B17.

B17/G del 401 Grupo de Bombarderos durante la Segunda Guerra Mundial

 
Uniforme y tripulacion del B17 del 401 Grupo de Bombarderos durante la Segunda Guerra Mundial

 

PINTURA

Este avión tenía poca capa de pintura casi el 90% era el color metalizado brillante del aluminio y algo de verde oliva en la mitad de sus motores y el morro, negro y amarillo en las alas y alerones y poco más.

Buscando una gama de metalizados que quede realmente bien encontré la gama de AK-Interactive, XTREME METAL y decidí probarlo.

Para ello aconsejan imprimir una capa de negro brillante antes del color base, para ello utilice negro brillante en esmalte de Humbrol con numeración 21.

A continuación la capa de XTREME METAL y una vez terminada y seca pinte con otros tonos de metalizado algunos paneles y alerones para conseguir algo de contraste y discontinuidad, para estos paneles utilice XTreme mezclado con negro 80/20 y  Plata metalizada de Humbrol con numeración 11.

Para las rayas negras del alerón y alas utilice Negro de Tamiya XF 1 y cinta de carrocero.

El verde de los motores y morro, verde oliva de Tamiya XF 62 con un poco de aclarado central mezclando la pintura base con blanco también de la misma marca XF 2 a proporción 80/20.

El kit con las hélices del F4F Corsair reproducidas modificadas y pintadas, quedan estupendamente.

He vuelto a lijar y masillar la carlinga del B17 porque dejo desalineada y con algún hueco que otro.

 

CONTINUARA …

Autor Armand C.M.